Ultracavitación o Ultrasonidos focalizados ¿Cuál es el mejor tratamiento?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Una de las tecnologías que se ha puesto de moda para adelgazar es el uso de ultrasonidos, a través de vibraciones mecánicas, su función es destruir los tejidos grasos y promover su eliminación a través del sistema linfático. Existen dos tipos básicos de ultrasonido: Ultrasonidos No Focalizados (Ultracavitación) y Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad (HIFU), ambos producen la ruptura de la membrana adiposa, los primeros por ondas de presión y los segundos por efecto térmico.

A continuación te hablaremos más sobre ambos métodos.

Ultracavitación

La ultracavitación maneja ultrasonidos no focalizados, al aplicarse sobre la piel, producen cambios de presión en el líquido del tejido graso; esto ocasiona que aparezcan microburbujas que primero se contraen (implosionan) y después estallan. Consecuencia de esto es una sobrepresión a las células grasas, rompe sus membranas y desencadena la destrucción de los adipocitos; la grasa que contienen en forma de triglicéridos se fragmenta en diglicéridos y se eliminan a través de la orina.

 

La ultracavitación se realiza aplicando el transductor sobre la piel, impregnada con gel conductor; se experimenta una sensación de ligero calentamiento en la zona a tratar, lo que indica la actividad del tratamiento. Cuando la sesión finaliza se debe realizar un drenaje intenso, con otros métodos como presoterapia o endermología, con una duración de entre 10 y 15 minutos.

El objetivo de este método es conseguir campos de cavitación de carácter estable que sean capaces de producir microburbujas de mayor tamaño, lo cual resulta más eficaz en la destrucción de las células grasas. Para obtener estos resultados es vital que la emisión de ultracavitación sea lo suficientemente penetrante y que aporte un menor efecto térmico para generar presión en el tejido graso.

La ultracavitación es eficaz para el tratamiento  y mejorar la textura de la piel en caso de celulitis.

Las sesiones de ultracavitación duran aproximadamente 30 minutos en una zona de tamaño medio como el abdomen y de 45 a 50 minutos en zonas más extensas como los muslos. Para obtener los mejores resultados, se recomienda realizar varias sesiones de ultracavitación repartidas semanalmente.

Con la ultracavitación se produce una mejora progresiva de la piel desde las primeras sesiones, también podemos observar una reducción considerable en el volumen de la zona tratada después de varias sesiones.

 

Ultrasonidos focalizados HIFU

Son sistemas asistidos por un “computer tracking system” que es capaz de controlar las tareas corporales tratadas y no tratadas, realizando un tratamiento homogéneo de la zona; su funcionamiento consiste en que todos los disparos producidos por el transductor sean coincidentes en el punto donde el tratamiento requiere la eficacia máxima. Son capaces de alcanzar una profundidad máxima de entre 1.5 y 4.5 cm. No se trata de ultrasonidos recomendables para problemas de textura de la piel sino para la destrucción de los cúmulos de grasa que distorsionan levemente la silueta.

La elección entre ultracavitación o ultrasonidos focalizados se hará con base en los cúmulos grasos de la piel, para los problemas de textura de la piel, la ultracavitación es más recomendado. Para cúmulos más definidos y de no mucha deformidad se recomienda el HIFU. Escoger el método más adecuado es indispensable para obtener los resultados deseados, acercarse a profesionales para el diagnóstico y tratamiento es el primer paso.

En Body Sanctuary contamos con ultracavitación de la mejor tecnología europea para ayudarte a alcanzar la figura que tanto anhelas, contáctanos y programa tu cita de valoración.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.