Efectos del HIFU en el cuerpo humano

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Los ultrasonidos focalizados de alta intensidad, HIFU, pese a lo que podríamos pensar, no son una tecnología reciente, desde hace varios años se ha estudiado los efectos del HIFU en el organismo humano, ya que estos aparatos son de gran ayuda para la destrucción de la fibrosis y la regeneración tisular, además la energía de activación que generan es capaz de producir lipólisis, por lo que la aplicación más común es dentro del área estética. Sin embargo sus efectos en el organismo humano van más allá de la destrucción de los adipocitos, a continuación les contaremos.

Para 1989 se desarrolló el primer HIFU para el tratamiento del cáncer de próstata, estos aparatos generan una potencia de hasta 2,000 Watts en un diámetro de un milímetro, con lo que la temperatura aumentaba hasta a 100°C, con lo que permiten destruir un carcinoma sin dañar a los tejidos adyacentes, siendo capaces de tratar el cáncer de próstata, riñón, hígado, páncreas, mamas e incluso tumores en el cerebro. Fue hasta 2002 en Europa que comenzó a utilizarse en el tratamiento para celulitis y de la lipólisis; en 2008 en E.U. se fabricó el primer HIFU para el tensado facial.

Actualmente, esta tecnología  es capaz de alcanzar una frecuencia de 3 MHz y de penetrar hasta 30 mm de la piel, con lo que el profesional puede penetrar en las áreas deseadas con suficiente energía para destruir las células adiposas pero no tan profundamente como para causar daño en el tejido o los órganos adyacentes, por lo que son altamente recomendables para reducir medidas, eliminar la grasa con un efecto permanente, combatir la flacidez y la celulitis sin arriesgar nuestra salud.

Energía de activación, la clave del éxito del HIFU

La tecnología HIFU tiene la capacidad de emitir una vibración mecánica que genere una temperatura de hasta 60°C; una vez que la temperatura de la piel se eleva a los 40° se genera la energía de activación, la cual produce la reestructuración proteica que genera la restructuración proteica que genera la remodelación y retracción del tejido conjuntivo. Esta restructuración proteica tiene un impacto inmediato en la elastina y el colágeno existentes y un efecto retardado en los fibroblastos; por esta razón podemos ver un resultado inmediato tras la primera sesión, pero también ir viendo mejoría en los días posteriores.

Al aplicar el ultrasonido HIFU se genera inmediatamente la vasodilatación en la zona tratada, incremento del flujo sanguíneo, regeneración tisular, restructuración proteica, incremento del metabolismo de la zona, mejora ehifu contra celulitisn el tránsito intestinal (si se aplica en el abdomen), aumento del colágeno, la elastina y el ácido hialurónico.

Los ultrasonidos HIFU pueden utilizarse para el tratamiento de la adiposidad localizada, para combatir la flacidez y la celulitis, para mejorar el tono muscular, para depurar el organismo o para delinear la figura; no sólo es viable la combinación con otros métodos de aparatología, sino que se recomienda combinar HIFU con mesoterapia o radiofrecuencia para acortar el tratamiento y obtener resultados sorprendentes, sin la necesidad de una cirugía estética o de gastar dinero en cremas corporales que, al no destruir las células adiposas, no funcionan.

En Body Sanctuary tenemos los ultrasonidos HIFU de última generación, así como expertos certificados, con gran experiencia y, lo mejor, la satisfacción de más de 2,000 clientes que es nuestra principal recomendación. ¡Llámenos y solicite su cita de valoración!

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.