¿Por qué no me funciona la cavitación?

¿Por qué no me funciona la cavitación?

Cuidar de la salud e imagen es una tarea que debe hacerse siempre con esmero y disciplina si queremos vernos y sentirnos bien.

Hacer dieta sólo cuando sientes que estás un poco más llenita y empieza a apretarte la ropa, ir al gimnasio solamente para bajar unas cuantas tallas y lucir bien en un vestido de noche para algún compromiso o querer hacer en domingo toda la actividad física que no hiciste durante la semana, no son prácticas que te ayuden realmente a mantenerte en forma, pues no existe una constancia que sirva para que continúes delgada y saludable todo el tiempo.

De igual manera, someterte a tratamientos estéticos para reducir el exceso de grasa corporal, si bien pueden ser bastante efectivos, no serán permanentes o darán resultados menores que los esperados si no los complementas con un estilo de vida adecuado.

Así, en ocasiones, pacientes que pasan por una cavitación se sienten defraudadas ante los efectos de este procedimiento sin saber que lo único que necesitan es acompañarlo con una buena dieta y ejercicio, entre otras recomendaciones. Aquí te decimos por qué no te está funcionando.

1. No estás bebiendo suficiente agua

La cavitación es un método que utiliza una máquina que por medio de ondas ultrasónicas aplicadas a zonas localizadas destruye las células adiposas que se encuentran allí, y esa grasa es liberada naturalmente por tu cuerpo a través de la orina. A grandes rasgos, podría decirse que entre más líquidos consumas será más fácil que te deshagas de ella.

2. No estás recibiendo tratamiento profesional

Además de la orina, otro medio por el cual tu organismo desecha la grasa es a través del sistema linfático, por lo que es recomendable drenarlo –como complemento a este tratamiento— por medio de la aplicación de masajes especializados o presoterapia, que estimulan esta parte de tu organismo.

3. No realizas ejercicio suficiente

Aunque parece obvio que hacer ejercicio hará que bajes de peso, recuerda que la cavitación te ayuda a destruir tejido adiposo localizado, como la celulitis, que aún entrenando diariamente puede ser difícil de eliminar. No obstante, cabe señalar que al destruir las células adiposas una parte de la grasa debe ser consumida por tu cuerpo, aparte de la que se elimina haciendo caso a los puntos anteriores. Mantenerte activa hará que gastes esas calorías y que la grasa no retorne a donde se encontraba.

4. No has cambiado tu alimentación

En muchas ocasiones no es que los adipocitos no hayan sido destruidos con las ondas ultrasónicas o que no se hayan filtrado debidamente por tu organismo, sino que simplemente sigues acumulando nueva grasa proveniente del exceso de calorías que consumes.

En Body Sanctuary podemos ayudarte a que este y otros tratamientos estéticos no invasivos sean realmente efectivos en ti. Para ello, contamos con expertos en aparatología estética y nutrición que elaboran un plan justo para cada caso. Contáctanos y agenda una cita de valoración sin costo.

 

Free Download WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Download WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
lynda course free download
download mobile firmware
Premium WordPress Themes Download
udemy course download free