Cavitación durante embarazo o lactancia ¿Es seguro?

Cavitación durante embarazo o lactancia ¿Es seguro?

Si estás embarazada o acabas de tener a tu bebé, probablemente hayas notado que subiste un poco de peso y quieras deshacerte de esa grasa acumulada que empieza a formarse en tu cuerpo debido a cambios hormonales y a que tu ritmo de vida es menos intenso durante la gestación.

Así, pensar en tratamientos estéticos no invasivos para eliminar grasa puede haber sido alguna de tus opciones, y la cavitación es uno de los métodos más populares y efectivos para ello, pero ¿sabes si es seguro someterte a este procedimiento? Aquí te lo decimos.

¿Es segura la cavitación durante el embarazo?

La cavitación, como método que consiste en aplicar ondas ultrasónicas para destruir tejido adiposo acumulado, puede ocasionar daños en el feto, por lo que su uso está contraindicado por completo en mujeres embarazadas.

Si te preguntas por qué este ultrasonido no puede emplearse mientras estás encinta y cuando vas al ginecólogo al seguimiento de tu embarazo te examinan con un aparato similar, la respuesta está en que ambos artefactos no son para nada iguales y sus propósitos son distintos, ya que en el primer caso la intensidad de la onda es mayor para lograr que, por acción térmica, se generen microburbujas en el tejido para deshacer la grasa, mientras que en el segundo caso es menor y sólo se utiliza para que, por efecto de rebote de la onda, se puedan obtener imágenes, como si se tratara de rayos X.

Ahora bien, aunque la cavitación puede aplicarse en zonas no abdominales, la pérdida abrupta de grasa puede también interferir con el proceso de embarazo, pues esa energía de reserva es utilizada por el organismo para asegurar que tengas los nutrientes necesarios para ti y tu bebé.

¿Qué pasa si me someto a una cavitación durante la lactancia?

Al ser un método que no requiere de fármacos ni de ningún procedimiento agresivo para la salud, en teoría la cavitación no representa ningún riesgo inminente durante esta etapa, sin embargo, la opinión de los especialistas se encuentra dividida respecto a esto.

La razón de ello es que eliminar artificialmente las reservas grasas del cuerpo puede ocasionar problemas en la generación de leche, por lo que sólo un experto sabrá hasta qué punto es recomendable que una mujer en lactancia recurra a e este tratamiento estético, pudiendo sugerir algún otro, como el drenaje linfático, que incluso desde el embarazo puede realizarse, favoreciendo la desaparición de la celulitis, la circulación vascular y al sistema inmunológico.

En Body Sanctuary contamos con personal altamente capacitado que te orientará de la mejor manera para que elijas el tratamiento perfecto para ti, considerando siempre tus condiciones específicas. Contáctanos y pide una cita de valoración sin costo.

 

Download Premium WordPress Themes Free
Premium WordPress Themes Download
Download Nulled WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
ZG93bmxvYWQgbHluZGEgY291cnNlIGZyZWU=
download coolpad firmware
Download WordPress Themes
download udemy paid course for free
©️ 2019 Body Sanctuary - Todos los derechos reservados