Tratamientos reductivos, ¿Qué son y cuáles existen?

Tratamientos reductivos, ¿Qué son y cuáles existen?

Tener un vientre plano, deshacerse de los “gorditos” y reducir el volumen corporal parece ser una misión imposible, o al menos muy difícil de alcanzar sólo con dieta y ejercicio pues, como sabrás, al bajar de peso lo haces en forma general, y la grasa más difícil de eliminar es aquella que tiende a acumularse en las zonas que menos queremos: espalda, abdomen, brazos y muslos.

Una alternativa para decirle adiós a esa grasa localizada es el tratamiento reductivo que, como su nombre indica, se enfoca en reducir las adiposidades de una zona en específico, acelerando los resultados de tu régimen alimenticio y deportivo.

Hoy te contaremos qué es un tratamiento reductivo, cuántos existen, si son invasivos y los resultados que puedes obtener con ellos. ¡Comencemos!

¿Qué es un tratamiento reductivo?

Son tratamientos de medicina estética con los que se busca reducir el volumen corporal, eliminar la grasa localizada y moldear la figura para que tenga una apariencia más equilibrada. Las zonas donde se acumula más grasa dependen tanto del tipo de cuerpo, los hábitos alimenticios, el nivel de ejercicio que se realice, la genética, la edad, el sexo, trastornos físicos como la diabetes y condiciones previas como el embarazo.

En general, las zonas donde las personas buscan un tratamiento reductivo para eliminar adiposidades son: abdomen, brazos, espalda, cintura, caderas y cara interna de los muslos.

¿Son tratamientos invasivos?

No. Los tratamientos reductivos utilizan procedimientos manuales o mecánicos para moldear la figura sin necesidad de hacer una cirugía o prescribir medicamentos. Se busca estimular al propio cuerpo del paciente para la autorregeneración mediante la nueva formación de colágeno y elastina, o bien, activando el sistema linfático para eliminar naturalmente los tejidos adiposos a través de materia de desecho.

Tratamientos reductivos con aparatología

Aparatología estética hace referencia a un conjunto de técnicas relacionadas con la belleza, moldeo corporal y rejuvenecimiento, en las cuales se utilizan máquinas o dispositivos tecnológicos con características propias para lograr un objetivo particular.

La aparatología emplea las siguientes formas de energía: ultrasónica, láser, luz pulsada, ondas de choque, para aplicar las técnicas innovadoras y en constante renovación que brindan cada vez mejores resultados en las personas que buscan una solución no quirúrgica a condiciones como el exceso de grasa corporal.
Los tratamientos reductivos más efectivos son:

Electroestimulación

La electroestimulación o estimulación electromagnética es una técnica muy utilizada para reducir medidas y tonificar los músculos. Consiste en el uso de aparatos que emiten impulsos eléctricos para provocar contracciones musculares, las cuales tienen un efecto similar al del ejercicio.
La técnica de electroestimulación se puede usar sola o como parte de otro tratamiento reductivo como la cavitación para ayudar a aumentar el tono muscular, combatir la flacidez y eliminar la grasa localizada de forma muy efectiva.

En general, para la estimulación electromagnética se recomienda trabajar un grupo muscular a la vez y acompañarla de ejercicio para trabajar más fibras de un mismo músculo. De este modo acelerarás la pérdida de grasa corporal y la tonificación del músculo para tener abdominales marcados.

Cavitación

La cavitación es una técnica en la que se emplean ultrasonidos de baja frecuencia para disolver las células adiposas desde el interior. Se utiliza para eliminar grasa localizada haciéndola líquida mediante el calentamiento mecánico por las ondas ultrasónicas y, posteriormente esa grasa se dirige hacia el sistema linfático para ser eliminada a través del sudor y la orina.
Esta técnica se recomienda para reducir medidas, combatir la piel de naranja, desintoxicar el organismo y aumentar el tono muscular.

promoción cavitacion

Mesoterapia corporal

La mesoterapia es un tratamiento mínimamente invasivo ya que requiere infiltraciones intradérmicas de sustancias farmacológicas en las zonas próximas a donde se encuentra la grasa. Es un tratamiento muy útil para reducir medidas, reafirmar la piel, reducir el volumen corporal, tonificar la piel y combatir la piel de naranja.

Intralipoterapia

Esta técnica es muy similar a la mesoterapia ya que requiere de infiltraciones de una solución de desoxicolato de sodio en base gelatinosa, la cual es reabsorbible y compatible con el organismo. Es una técnica muy útil para reducir la grasa localizada y resistente al ejercicio.

Ultrasonidos de alta intensidad (HIFU)

Es una técnica muy similar a la cavitación, con la diferencia de que aquí se usan ondas ultrasónicas de alta intensidad que provocan vibraciones que se convierten en energía térmica al hacer contacto con el cuerpo para hacer que las células adiposas se calienten e implosionen y puedan ser eliminadas mediante el sistema linfático.

Presoterapia

Es una técnica en la que se aplica presión de aire de forma controlada en las piernas para lograr un drenaje linfático en personas que padecen piernas cansadas, edemas, piel de naranja, acumulación de grasa en las piernas y pequeñas arañitas vasculares.
En esta técnica se utiliza un traje neumático que cuenta con cámaras que distribuyen la presión del aire a través de las zonas del cuerpo a tratar: un fajín para el abdomen, botas para pies y piernas. Además de ser muy eficaz como tratamiento reductivo, la presoterapia brinda alivio a piernas cansadas.

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es un tratamiento muy efectivo para el moldeo corporal. Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia para calentar de forma controlada las capas de la piel para formar nuevo colágeno, favorecer el drenaje linfático, mejorar la circulación sanguínea y la apariencia de la piel ya que, además, es muy efectivo para el rejuvenecimiento corporal.

Vacumterapia

La vacumterapia es un tratamiento no invasivo para reducir medidas, combatir la piel de naranja y movilizar la grasa corporal hacia el sistema linfático, o bien, para dirigirla a otra zona donde se busca dar más volumen.
Consiste en la aplicación de un aparato elaborado con una copa de cristal esterilizada que succiona el tejido adiposo para facilitar su drenaje.

Masajes reductivos

Los masajes reductivos son técnicas manuales, donde no se usa la aparatología para movilizar la grasa, sino la activación del sistema linfático al tocar los puntos de presión y dirigir la adiposidad con las manos hacia los canales para su eliminación. Además de ser muy efectivo para activar la movilización de la linfa, los masajes son relajantes, ayudan a depurar el organismo y mejoran la calidad de la piel.

Todos estos tratamientos pueden aplicarse solos o de forma conjunta para obtener resultados espectaculares, sin tener que pisar un quirófano, sin pastillas y sin pasar hambre, como el tratamiento para celulitis, presoterapia corporal, para reducir tallas, o el tratamiento tonificante. Es importante que siempre recurras a un especialista que determine cuál o cuáles son los tratamientos ideales para ti y que supervise tu progreso.

En Body Sanctuary somos un centro de belleza y estética donde contamos con aparatología de última generación para brindarte los resultados que necesitas. No esperes más, agenda tu cita de valoración a través de nuestro formulario de contacto y encuentra el tratamiento reductivo más adecuado a tu caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©️ 2022 Body Sanctuary - Todos los derechos reservados
×

Agenda una cita

    Selecciona una de nuestras sucursalesSeleccione un TratamientoNombre CompletoTeléfonoCORREO ELECTRÓNICO (requerido)Selecciona un horario
    Agenda cita