¿Cómo tener una cintura de avispa?

¿Cómo tener una cintura de avispa?

Como todas sabemos, una de las partes de nuestro cuerpo que más debemos de cuidar para lucir una silueta esbelta y dar prominencia a la cadera y al busto es la cintura, por lo que desde hace mucho tiempo se han utilizado distintos métodos para mantenerla a raya e incluso reducirla más de la cuenta.

Cintura esbelta, una obsesión de varios siglos atrás

Esta manía por tener un talle diminuto proviene desde la antigüedad, cuando mujeres de grandes civilizaciones como Grecia, Mesopotamia y Egipto utilizaban prendas especiales para levantar y sujetar los senos a la vez que afinaban la cintura, sin embargo, no fue sino hasta el siglo XVI que comenzaron a confeccionarse los primeros corsés con la forma en que hoy los conocemos.

El éxito de esta prenda llegó a finales del siglo XVII y continuó durante casi todo el XVIII, cuando se popularizó la famosa cintura de avispa, término que alude a las formas de este insecto volador cuya unión entre abdomen y tórax es casi inexistente.

La cinturita de avispa en nuestros días: el “Waist Training”

Recientemente, diversas personalidades de la farándula han vuelto a poner de moda el uso de fajas para modelar la figura e incluso afirman que el portarlas con regularidad ayuda a que el cuerpo adquiera definitivamente esa forma de reloj de arena tan anhelada por muchas mujeres.

promoción cavitacion
No obstante, esta técnica, denominada “Waist Training”, carece por completo de fundamentos científicos y puede traer consigo daños a la salud, tal y como sucedía con el uso excesivo del corsé, que no sólo provocaba desmayos y falta de aliento a quienes lo usaban, sino que a la larga deformaba la cavidad pulmonar y ocasionaba el desplazamiento de los órganos internos de manera contranatural.

Las fajas actuales, por su parte, pueden provocar flacidez de los músculos abdominales, afectaciones al funcionamiento de los órganos internos y compresión del nervio femorocutáneo, por lo que la mejor manera de tener una cintura de avispa es llevar una buena dieta y realizar ejercicio.
Quizás te interese leer: FAJAS COLOMBIANAS, ¿UN SIMPLE EFECTO VISUAL?

¿Cómo reducir el talle de forma efectiva?

Alimentarse sanamente, consumiendo pocas grasas y carbohidratos, es una forma de evitar la formación excesiva de tejido adiposo en el abdomen, el cual también podemos ejercitar con rutinas específicas que ayudan a darle tono y fuerza, como las planchas y abdominales.

Sin embargo, esto no asegura siempre la reducción de tallas, pues estamos hablando de una zona en la que es muy fácil que se acumule grasa y piel, por lo que una pequeña subida de peso o un embarazo pueden significar la pérdida de un talle fino que será muy difícil de recuperar.

Afortunadamente, existen tratamientos estéticos no invasivos como la cavitación, el drenaje linfático corporal y la lipocavitación, con los cuales puedes eliminar grasa de forma segura y tornear partes específicas de tu cuerpo, logrando obtener una cintura esbelta y mantener a la vez un busto abundante y unas caderas redondas.

En Body Sanctuary contamos con aparatología europea y especialistas en tratamientos estéticos que nos permiten garantizarte excelentes resultados. Conócenos y déjanos ayudarte a conseguir la figura que siempre has deseado tener.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©️ 2020 Body Sanctuary - Todos los derechos reservados