Recuperando la belleza después de tener hijos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La maternidad es sin duda una de las experiencias que nos trae mayor alegría y satisfacción, que deja una huella profunda en nuestros corazones y cambia nuestras vidas, pero también deja marcas en nuestra piel y nuestro cuerpo, que nos hacen sentir incómodas con nuestra apariencia e incluso poco atractivas al perder la figura de nuestros días de solteras. Sin embargo, recuperar la figura, tonificar nuestra piel y lucir una belleza sin igual, es posible con los siguientes tratamientos.

El embarazo provoca muchos cambios al organismo femenino, los cuales se reflejan en su figura y en su piel; debido al incremento de hormonas femeninas, muchas mujeres comienzan a tener mayor cantidad de vello en las piernas, brazos, cara e incluso en el vientre, sin embargo se recomienda esperar hasta después del parto para depilarse con diodo, tratamiento con el que es posible eliminar definitivamente el vello corporal.

Las mismas hormonas provocan en las mujeres la retención de líquidos y edemas, que puede provocar la aparición de celulitis, flacidez y hacernos ganar varios kilos de más; el tratamiento anticelulitico más efectivo después del parto es el drenaje linfático, que permite al organismo materno desintoxicarse y eliminar los excesos del embarazo.

Ya que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, es donde se reflejan los cambios hormonales, el estilo de vida, los excesos alimenticios y los malos hábitos, en conjunto todo esto se manifiesta en forma de ojeras, flacidez, celulitis, pérdida de luminosidad, manchas, entre otros signos.

Para combatir los estragos de la edad y los excesos, los tratamientos corporales son la mejor opción, que permiten tonificar la piel y rejuvenecerla sin medicinas ni cirugía: la radiofrecuencia es uno de los tratamientos más recomendados para este fin, ya que el calor aplicado puede estimular la producción de colágeno para que la piel rejuvenezca de forma natural.

Para eliminar la grasa acumulada en el vientre y la flacidez típica después de tener hijos, la cavitación ultrasónica es la mejor opción, ya que ayuda a desintoxicar el organismo mediante el sistema linfático, por lo que se puede eliminar la grasa acumulada en zonas difíciles como el vientre, los brazos, la parte interior de los muslos, etc.

Con la combinación de tratamientos como la radiofrecuencia, la cavitación y el drenaje linfático, es posible bajar de peso, recuperar la figura previa al embarazo, tonificar la piel dejándola libre de flacidez y rejuvenecerla sin tener que pasar por el quirófano.

Si ha tenido uno o más hijos y desea recuperar la apariencia de su piel de antes del primer embarazo, llámenos, en Body Sanctuary le ayudaremos a alcanzar sus objetivos sin poner en riesgo su salud, con tratamientos no invasivos, indoloros y altamente eficaces ya que utilizamos tecnología de punta para garantizar resultados de calidad.

¡Pida su consulta de valoración hoy mismo!

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.