Claves para preparar cenas saludables y ligeras

Claves para preparar cenas saludables y ligeras

Todas nuestras comidas son importantes, cada una nos aporta energía y nutrientes para las actividades a realizar a lo largo del día. Sin embargo, la cena es la más descuidada y de la que se habla poco, pues es la que hacemos después de un largo día de trabajo, escuela, cuidado de los niños, por lo que es común tomar cualquier cosa fácil del refrigerador, o caer en la tentación del pan o de los tacos.

Hoy te daremos seis claves para crear cenas deliciosas, saludables y ligeras para que no descuides esta comida tan importante. ¡Comencemos!

Organización y planeación

Si no tienes nada en la cocina, probablemente te parezca más fácil ir rápido a la tienda a comprar un pan, unas galletas o pedir una hamburguesa para cenar. Sin embargo, estos alimentos no aportan nutrientes y sí muchas calorías huecas, además, al ser una cena muy pesada puede surgir otro problema: el insomnio porque tu cuerpo no tendrá tiempo para la digestión. Por otro lado, cuando cenas alimentos ultraprocesados y con alto contenido de azucares, es más probable que te dé hambre a media noche y vuelvas a comer más pan o más galletas.

Por eso, lo primero es planear tu cena con antelación, de esta formas puedes asegurarte de tener ingredientes nutritivos en tu refrigerador para cocinar algo rápido, como una ensalada o un poco de pollo a la plancha con verduras.

Alimentos frescos y de temporada

Si, en vez de un pan optas por una fruta de temporada, estarás cenando algo muy ligero, saciante y que le dé los nutrientes que tu cuerpo necesita para prepararse para el descanso. Además, frutas como la manzana o el melón tienen mucha agua, fibra, ayudan a conciliar el sueño y a tener un mejor tránsito intestinal por las mañanas.

Añade un poco de proteína

Las proteínas son nutrientes que nos aportan saciedad, nos ayudan a conservar la masa muscular y a recuperarnos de una jornada intensa de trabajo. Puedes optar por carnes magras como pollo, o por huevo, legumbres, pescado o yogur griego sin azúcar para acompañar tu fruta.

Dile NO al alcohol

Si bien beber una copa de vino al día es saludable, se recomienda hacerlo después de la comida ya que por la noche puede entorpecer el descanso nocturno y, por ende, provocar estrés en tu organismo. Asimismo, evita bebidas alcohólicas que acompañes con el azúcar de los refrescos, o la cerveza y reduce su consumo a un par de días cada mes.

Dile sí a los vegetales

Ya sea una ensalada o un jugo verde, los vegetales de hoja verde aportan magnesio a tu dieta y este nutriente es clave en la producción de melatonina, es decir, te ayudan a conciliar el sueño. Además, son ricos en agua, fibra y micronutrientes que activan el metabolismo, el tránsito intestinal y te ayudan a mantener un peso saludable.

promoción drenaje linfatico

Cena lo más temprano posible

Si cenas a las 11 de la noche, probablemente caigas en tentaciones que no debes, pero, si adelantas el horario y cenas a las 7, o lo más temprano que puedas, le ayudarás a tu cuerpo a comenzar la digestión. Además, tendrás más tiempo para preparar tu cena y comenzar tu ayuno intermitente (si es que lo haces) con una ingesta que te ayude a pasar el periodo sin comer, y sin pasar hambre.

Esperamos que con estas claves puedas preparar cenas ligeras, saludables, deliciosas y, lo mejor, sin pasar hambre. Si buscas un tratamiento para bajar de peso, acude con nosotros a Body Sanctuary, donde encontrarás tratamientos corporales como la liposucción sin cirugía que te ayudará a alcanzar tu meta más rápido. Agenda tu cita a través del formulario de contacto, con gusto te atenderemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©️ 2022 Body Sanctuary - Todos los derechos reservados
×

Agenda una cita

    Selecciona una de nuestras sucursalesSeleccione un TratamientoNombre CompletoTeléfonoCORREO ELECTRÓNICO (requerido)Selecciona un horario
    Agenda cita