Peso corporal o porcentaje de grasa, ¿cuál debería preocuparme?

Peso corporal o porcentaje de grasa, ¿cuál debería preocuparme?

Cuando estamos haciendo dieta uno de nuestros principales enemigos es, sin duda, la báscula; ¿pero sabías que el peso no es el factor más relevante cuando queremos adelgazar?

La razón de ello es que, si bien el índice de masa corporal puede ser un buen indicador para saber si tenemos o no unos cuantos kilos de más, no nos permite saber cómo y dónde se encuentran distribuidos en el cuerpo, y sólo hace una relación de nuestro peso ideal conforme a nuestra estatura.

Así, debemos considerar que el tejido adiposo no es lo único que ocasiona que subamos de peso, sino que también éste se integra por nuestra composición ósea, el índice de grasa visceral (la que se almacena en la zona abdominal, entre los intestinos y la piel) y la masa muscular.

De esta manera, si estamos decididas a cuidar de nuestra salud y además de una buena alimentación hacemos bastante ejercicio, probablemente notemos que no bajamos muchos kilos, pero si tallas, esto gracias a que, así como quemamos lípidos almacenados, aumentamos el tamaño de los músculos. Por esta razón, lo verdaderamente importante es tener en cuenta nuestro porcentaje de grasa.

¿Qué es el porcentaje de grasa?

La grasa es uno de los componentes indispensables para el cuerpo, ya que cumple con diversas funciones, tales como cubrir y proteger articulaciones y órganos, controlar la temperatura y almacenar energía y nutrientes.

Siguiendo de esto, podemos clasificarla en grasa corporal esencial y no esencial, siendo la primera aquella que cumple las funciones antes mencionadas y la segunda, por su parte, la que acumulamos en forma de llantitas, celulitis y bultos en diversas partes de nuestra anatomía, como piernas y brazos, e incluso cachetes y cuello.

promoción cavitacion

Este último caso, como es de suponerse, es el que afecta nuestra apariencia y no sólo eso, sino que también pone en riesgo nuestra salud, pues tener altos niveles de grasa innecesaria se asocia con riesgo de padecer trastornos cardiovasculares, diabetes y otras enfermedades crónicas, como hipertensión.

El porcentaje de grasa en hombres saludables oscila entre el 6 y el 24 por ciento, mientras que en las mujeres va del 14 al 31 por ciento, por lo que hay que tomar medidas para eliminar el exceso cuando se rebasan estos números.

Para la medición de este porcentaje pueden utilizarse un caliper o calibrador para medir el grosor de los pliegues de la piel y determinar en qué proporción se exceden los parámetros normales de tejido adiposo, además de que también pueden emplearse básculas de bioimpedancia que a través de impulsos eléctricos enviados al cuerpo determinan la cantidad de grasa en él.

Quizás te interese leer: ¿POR QUÉ NO BAJO DE PESO CORRIENDO?

Por todo lo antes dicho, no te espantes si no ves reflejado en la báscula tu esfuerzo en la lucha contra el sobrepeso y mejor acude con un especialista para que te de instrucciones específicas de cómo disminuir tu porcentaje de grasa.

Existen diversos tratamientos corporales que pueden serte muy útiles para eliminar adipocitos, tales como la radiofrecuencia y la cavitación, que se encargan de destruir estas células de grasa acumuladas de forma sencilla y no invasiva, además de que embellecen y tonifican tu piel.

En Body Sanctuary contamos con expertos en estética corporal que pueden hacer un plan de adelgazamiento justo para ti. Contáctanos y solicita una cita de valoración sin costo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©️ 2020 Body Sanctuary - Todos los derechos reservados