¿Por qué no bajo de peso corriendo?

¿Por qué no bajo de peso corriendo?

Bajar de peso es una meta común, especialmente después de temporadas de atracones y sedentarismo, cuando nuestro propio cuerpo parece pedir a gritos más movimiento y comida saludable. El running es la opción  más frecuente para alcanzar la meta, ya que se puede hacerse en climas cálidos, de noche, por la mañana, acompañado por la familia o incluso para pasear al perro.

Sin embargo, después de unas semanas de correr todos los días, algunas personas afirman no haber bajado ni un kilo o, en su defecto, haberse estancado después de una pérdida de peso considerable, lo cual puede desanimarles y hacerles desistir de seguir haciendo ejercicio, por ello hoy te daremos algunas razones por las que no bajas de peso aunque salgas a correr:

promoción hifu corporal

  • No has cambiado tu alimentación. Si añades alimentos de más a tu dieta, o te confías y sigues comiendo postres pensando que “los quemarás más tarde”, tu régimen deportivo no te hará perder peso, incluso puedes aumentar si consumes más calorías que las que quemas. Correr no es razón para dejar la dieta, considera que por cada kilómetro que corras, quemarás un aproximado de 100 calorías, por lo que tendrías que correr varios kilómetros para quemar ese delicioso pastel de chocolate que te permitiste de postre. Desear algo dulce después de correr es normal, pero debes ser constante y respetar tu dieta para ganarle la batalla a la báscula.
  • No eres constante. Los atletas siguen planes de entrenamiento muy duros para estar en forma, y si bien no se trata de obsesionarte con el ejercicio, sí debes saber que la constancia es la clave del éxito. Cuando se trata de bajar de peso, necesitas moverte y quemar calorías, por lo que se recomienda salir a correr a diario o, al menos, 4 días a la semana. Los expertos indican que los deportes a intervalos incrementan las calorías quemadas, por lo que se recomienda hacer actividades intensas, como correr o saltar la cuerda por 10 minutos y luego tomar 2 minutos de descanso; con el tiempo, y tras el entrenamiento, se puede subir el periodo de intensidad y reducir el de descanso.
  • No añades entrenamiento de fuerza. Además del running, se recomienda trabajar los músculos para perder peso y evitar que las articulaciones sufran lesiones si no tienes la masa muscular lo suficientemente fuerte para sostenerlas. Además, podrás quemar más calorías.
  • No descansas lo suficiente. Recuerda que tu cuerpo necesita reposo, liberar toxinas y recuperar energía para seguir quemando calorías, y si no le das el descanso necesario se pondrá en modo “ahorrador de grasa” y, además de darte más hambre, te será más difícil bajar de peso. La buena noticia es que correr te ayudará a conciliar el sueño y a que tu descanso sea de mayor calidad.

¿Cuál es la mejor hora para correr?

Muchas personas corren por la tarde-noche, tras sus actividades laborales para relajarse y dormir plácidamente; sin embargo, los estudios revelan que correr por la mañana es más efectivo, en primera instancia porque es más difícil saltarse el entrenamiento por falta de tiempo. En segunda, porque correr libera endorfinas y, por lo tanto, mejora el estado de ánimo y ayuda a que las personas sean más productivas y comunicativas.

Complementa tu rutina de running con los tratamientos de Body Sanctuary

Si buscas tonificar tu piel, eliminar celulitis, reducir centímetros en zonas difíciles como la cintura, brazos o muslos, en Body Sanctuary encontrarás los mejores tratamientos corporales que te ayudarán a alcanzar tus metas en menos tiempo. Contáctanos hoy mismo y agenda tu cita de valoración, con gusto te atenderemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©️ 2020 Body Sanctuary - Todos los derechos reservados