¿Puedo realizarme una cavitación si tengo varices?

¿Puedo realizarme una cavitación si tengo varices?

Aunque la cavitación es un tratamiento muy seguro para reducir grasa localizada y dar a la vez vitalidad y tono a la piel, puede representar algunos riesgos a la salud cuando no se hace una correcta evaluación previa al paciente o el procedimiento no se lleva a cabo por profesionales.

Si bien se trata de un método no invasivo para bajar de peso, su modo de aplicación a través de ultrasonido exige algunas precauciones y contraindicaciones que, no obstante, podrán ser valoradas por un especialista para dar los mejores resultados sin poner en riesgo la integridad física de quien va a someterse al tratamiento.

Una de esas contraindicaciones es la presencia de varices que, sin embargo, puede no ser un argumento prohibitivo para el uso de la cavitación como medio para eliminar adipocitos. Aquí te decimos por qué no se recomienda este tratamiento en personas con estas condiciones y cuáles son las circunstancias en que esto no representa ningún problema.

Riesgos de la cavitación en presencia de várices

Antes que nada, es preciso saber que la cavitación trabaja por medio de ondas de ultrasonido de baja frecuencia y potencia alta que generan burbujas que impactan fuertemente en el tejido adiposo para destruirlo y fomentar la lipolisis (degradación de la grasa para que pueda ser filtrada a través del sistema linfático y la orina).

Este efecto, positivo para deshacer acumulaciones de grasa, puede ser peligroso si se aplica irresponsablemente debido a que esas mismas ondas de choque pueden originar que venas varicosas se revienten ocasionando hemorragias subcutáneas y, en el peor de los casos, desprendimientos de trombos que pueden derivar en una varicoflebitis, es decir, que estas venas superficiales se obstruyan e inflamen, lo que puede producir un fuerte dolor.

¿Cuándo puedo ser candidato para una cavitación aun con várices?

Abdomen, brazos, caderas y muslos, son zonas en las que suele acumularse tejido graso y en las que es muy poco habitual la presencia de várices, por lo que, con el debido examen previo al tratamiento, no existe ningún riesgo en la aplicación de ultrasonido en estos lugares.

Sin embargo, no debe olvidarse que esta no es la única contraindicación, puesto que personas con enfermedades autoinmunes, epilepsia, cardiopatías y trastornos hepáticos o renales, tampoco son aptas para ser tratadas con cavitación.

Quizás te interese leer: ¿SOY CANDIDATO PARA UNA CAVITACIÓN?

Por todo esto, lo más conveniente será siempre acudir con expertos que puedan valorar tu situación en particular y, en consecuencia, ofrecerte el tratamiento más adecuado a tus condiciones.

En Body Santuary contamos con un equipo de profesionales altamente capacitados y tecnologías de vanguardia para brindarte un amplio abanico de soluciones para eliminar la grasa de forma segura y no invasiva. Agenda hoy una cita de evaluación sin costo con nosotros.

Download WordPress Themes Free
Premium WordPress Themes Download
Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes Free
online free course
download mobile firmware
Free Download WordPress Themes
free download udemy paid course