Penetración de ultrasonido y su importancia estética

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

No cabe duda que el ultrasonido es un aparato con grandes usos terapéuticos que ha permitido el avance tecnológico en salud y belleza, pues desde hace varios años se les utiliza para mejorar la apariencia de la piel, eliminar grasa y celulitis como alternativa de las cirugías estéticas. Sin embargo, la penetración de la onda ultrasónica ha dejado dudas que a continuación resolveremos.

Este tipo de ondas puede provocar un cambio en el medio, provocado por el efecto vibratorio. La frecuencia de onda (la cantidad de veces que cumple un ciclo de onda sonora) más alta se utiliza para el tratamiento de la piel y del tejido subcutáneo, ya que requieren mayor penetración; los ultrasonidos de alta frecuencia o HIFU cuentan con una longitud de onda profunda, capaz de impactar a las células adiposas para descomponerlas y conseguir que se eliminen mediante el sistema linfático, por lo que la cavitación tiene un mejor efecto.

Para los procedimientos de cavitación y ultracavitación se debe utilizar una intensidad y frecuencia de onda muy precisa, ya que el medio atravesado por el ultrasonido suele ser muy grande por lo que se debe concentrar la atención en las células adiposas para producir pequeñas burbujas que faciliten la expulsión de la grasa y permitan la tonificación de la piel.

Entre más alta es la frecuencia de la onda, es más probable dirigir el ultrasonido con exactitud, por lo que se puede tratar áreas problemáticas con gran eficacia, como el abdomen, brazos, piernas o glúteos.

El comportamiento de las ondas ultrasónicas depende de la frecuencia, la viscosidad del medio (entre más líquido en el medio, mejor efecto), la temperatura (al incrementar la temperatura aumenta el poder de la cavitación) y de la intensidad de la energía (a mayor energía, mejor efecto). Cabe destacar que no todos los ultrasonidos son capaces de provocar el efecto de la cavitación, se requiere la tecnología adecuada para provocar la frecuencia e intensidad ideal para provocar ruptura y separar las moléculas adiposas, formando microburbujas o cavidades, que crecerán hasta alcanzar un tamaño crítico para posteriormente deshacerse.

cavitacion ultrasonica

Originalmente, la cavitación ultrasónica se desarrolló para el tratamiento no quirúrgico de tumores y cálculos renales, por lo que es una solución con resultados comprobados científicamente, que brinda una alternativa a la cirugía estética para el tratamiento del tejido graso.

En Body Sanctuary contamos con los mejores ultrasonidos especiales para la cavitación, con más de 2,000 clientes satisfechos, podemos ofrecer resultados garantizados, llámenos y agende su cita hoy mismo.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.