¿Por qué no adelgazo, si como poco?

¿Por qué no adelgazo, si como poco?

Así que te has puesto la meta de bajar de peso y decidiste hacer dieta para alcanzarla; pasan los días y, aunque has dejado de satisfacer tus antojos y tratas de hacer ejercicio a diario, sigues sin ver resultados y te preguntas “¿Por qué no adelgazo?”. Antes de que sucumbas a la tentación de comerte unos tacos o un chocolate, acompáñanos a leer porque hoy te contaremos algunos errores frecuentes que cometemos al tratar de bajar de peso, y que no solo te hacen no bajar ni un gramo, sino que pueden hacerte subir.

Hacer “dieta”

Si en tu mente se encuentra la frase “me voy a poner a dieta”, probablemente estés fracasando antes de empezar. La dieta no es un periodo de restricciones, como si estuvieras en prisión por un tiempo para luego retomar tu libertad; para bajar de peso necesitas pensar “voy a cambiar mis hábitos” y entonces triunfarás.

promoción liposuccion sin cirugia

Se trata de aprender a comer, a balancear tus alimentos, a no quedarte con hambre y satisfacer antojos ocasionales sin caer en ese círculo vicioso de los atracones; al cambiar tus hábitos, no solo adelgazarás; tu salud y calidad de vida mejorarán a largo plazo, pues cuando te “pones a dieta” restringes comida, te quedas con hambre y, además de perder muy poco peso, el efecto rebote puede dejarte peor que al principio.

Eliminar por completo los carbohidratos

Los carbohidratos son la principal fuente de energía para nuestro cerebro ya que se transforman en glucosa, es decir, en azúcar. La cuestión es eliminar aquellos hidratos de carbono simples: pan, tortillas, galletas, chocolates, que no solo no aportan nada, sino que disparan la glucosa y se quedan en el cuerpo en forma de grasa.

Lo ideal es hacer tu propio pan artesanal (o comprarlo en una panadería), consumir frutas o carbohidratos complejos, que te satisfacen y aportan fibra. Eso sí, procura no consumir demasiado azúcar, por ejemplo al combinar más de dos frutas en un plato, beber jugo de naranja en vez de comerla completa, o añadir mermelada a tu pan artesanal de centeno.

Abusar de los batidos

Ya sea naturales o en polvo, los batidos se han popularizado por lo sabrosos que son, porque sacian y porque algunos son detox; sin embargo, algunos de estos contienen mucha azúcar ya que los zumos requieren mayor cantidad de fruta de la que comerías en forma sólida, por ejemplo para un jugo de naranja necesitas al menos tres piezas, sin aprovechar la fibra que contienen, por lo que te estarás quedando solo con el azúcar.

Hacer ejercicio, pero no cambiar tu alimentación

“Me como una dona, al fin que al rato la quemo en el gym” es un pensamiento común, pero la realidad es que para bajar de peso necesitas cambiar tus hábitos alimenticios pues el ejercicio por sí solo no te hará quemar grasa. De acuerdo con estudios, necesitas caminar 5 km o por 94 minutos para quemar una hamburguesa, mientras que una pizza requiere 4 km u 80 minutos de caminata, un helado de chocolate equivale a 5.4 km, un refresco a 5 km y una ración pequeña de papas fritas a 4 km.

Puedes darte un gusto de vez en cuando, pero no dejes que la comida chatarra forme parte de tu alimentación diaria.

 

Quizás te interese leer: ¿Por qué es más difícil bajar de peso después de los 40´s?

 

No descansas bien

Dormir poco, tener mucho estrés, trabajar hasta tarde o desvelarte por ver tus redes sociales evita que tu cuerpo tenga un descanso reparador, lo cual altera las hormonas que regulan el apetito por lo que es más probable que tengas antojos de dulces o sientas demasiada hambre un día después de haberte desvelado. Además, el estrés se relaciona con la hormona cortisol, liberada ante situaciones de alerta, y provoca un aumento en la grasa del abdomen.

Déjate asesorar en Body Sanctuary

No hagas las cosas por tu cuenta, te ayudamos a acelerar tus procesos de pérdida de peso, en Body Sanctuary encontrarás el tratamiento para bajar de peso personalizado de acuerdo a tus características, con el que tendrás una mejor apariencia, salud y alcanzarás tus metas corporales. Agenda tu cita a los teléfonos (52) 55 2591 0403 y (52) 55 3706 4266, o escríbenos a través de nuestro formulario de contacto, será un gusto atenderte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©️ 2021 Body Sanctuary - Todos los derechos reservados
×

Agenda una cita

    Selecciona una de nuestras sucursalesSeleccione un TratamientoNombre CompletoTeléfonoCORREO ELECTRÓNICO (requerido)Selecciona un horario
    Agenda cita